Maria Reina del Rosario

Sepan hermanos:

…. Que María, la doncella de Nazaret fue inmaculada en su concepción…..

 ….Que María, la doncella de Nazaret, es Virgen y así lo fue en sus días terrenales….

 …Que en Ella y por Ella, Dios (porque su nombre es Santo) ha hecho cosas grandes, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación……

maria-padre-estanislao

….Que por elección de Dios, María está colocada por sobre toda la creación, visible e invisible. Es la creación más maravillosa que Dios haya hecho.

Hay dos creaciones, en la primera Dios hizo al hombre para la tierra, para lo finito. En la segunda, perdonándole sus faltas y por la infinita Misericordia de su gracia, lo hizo para la eternidad. En esta segunda perspectiva le dio a María como Madre.

María fue elegida y preparada para ser la Madre de Dios, y por ser Madre de Dios, es Madre de los hombres y especialmente, de todos los fieles de la Iglesia……

….Que en cuanto Madre de Dios-Hombre, Jesucristo, la Santísima Virgen María, colaboró con ÉL en la redención de los hombres; por esta razón es la Cor-redentora.

Como tal, sigue a través de los tiempos, prolongando en la humanidad, la redención de su hijo, obrando en las almas de sus fieles, transformándolas en adoradores auténticos de Jesús; y en las manifestaciones o apariciones de la Santísima Virgen, quien con sus mensajes, le recuerda a los hombres su fe, su auténtico vivir cristiano, y como presente constante, la vida eterna, adonde vamos y en donde se encontrará la felicidad permanente, al contemplar el rostro del Señor en el cielo…..

….Que los católicos no adoramos a la Virgen, porque la adoración es reservada a Dios Uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Pero si la veneramos, y muy especialmente, esto es, mucho más que a todos los ángeles y santos juntos…..

…..Que en la profecía del cantico el Magníficat, en la casa de Isabel, su prima, la Virgen María canto: Bienaventurada me llamaran todas las generaciones. Demos gracias a Dios, que nosotros habíamos estado incluidos en esa magnífica Profecía, pues tenemos fe en Ella y en todas las cosas, que de Ella se ha dicho de parte de Dios…..

….Que el Santo Rosario es la oración predilecta de María Virgen, y la devoción mariana preferida de la iglesia…..

….Que la Madre de Dios se autotituló Soy la Virgen del Rosario……

Siga la Santísima Virgen siendo nuestra intercesora entre los hombres y su Hijo Jesucristo, porque sólo Jesucristo, el Hijo Unigénito del Padre, es nuestro único Intercesor entre los hombres y Dios.

MARIA EJEMPLO DE VIRTUD

FE: es creer las verdades reveladas por Dios y enseñadas por la Iglesia.

ESPERANZA: es la virtud por la cual estamos seguros de que Dios nos premiara en la otra vida con los goces del cielo.

CARIDAD: es una virtud sobre natural por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas y amamos al prójimo como a nosotros mismos, por amor a Dios.

HUMILDAD: la soberbia se opone a esta virtud, que nos hace reconocer que por nosotros mismos nada somos, ni podemos, ni valemos. Y obrar de acuerdo con este convencimiento. La Virgen María es el modelo perfecto de la humildad.

PACIENCIA: Es la virtud de quienes saben sufrir y tolerar las contrariedades y adversidades con fortaleza y sin lamentarse. Esto hace que las personas que tienen paciencia sepan esperar con calma a que las cosas sucedan, ya que piensan que las cosas que no dependan estrictamente de uno, se les debe otorgar tiempo.

PERSEVERANCIA: forma parte de la virtud moral de la fortaleza, fortifica nuestra voluntad en el bien obrar, en este caso para emprender grandes obras, proyectos de vida e iniciativas apostólicas.

OBEDIENCIA:  pedía Jesús en el evangelio: “Aprended de MI, que soy manso y humilde de corazón”. La obediencia es esa mansedumbre y docilidad pedida por Jesús, y que se contradice con la rebeldía, soberbia opuesta a la humildad.

 

CONSAGRACION A MARIA 

Virgen María, Madre Mía, me consagro a ti y confío en tus manos toda mi existencia. Acepta mi pasado con todo lo que fue, acepta mi presenta con todo lo que es. Acepta mi futuro con todo lo que será. Con esta total consagración te confío cuanto tengo y cuanto soy. Todo lo que he recibido de Dios. Te confío mi inteligencia, mi voluntad, mi corazón. Deposito en tus manos mi libertad, ansias y temores; esperanzas y deseos; tristezas y alegrías. Custodia mi vida y todos mis actos para que le sea mas fiel al Señor y con tu ayuda alcance la salvación. Te confío Oh Madre, mi cuerpo y mis sentidos para que se conserven puros y me ayuden en el ejercicio de las virtudes. Te confío mi alma para que tu la preserves del mal. Hazme partícipe de una santidad igual a la tuya; Hazme conforme a Cristo, ideal de mi vida. Te confío mi entusiasmo y el ardor de mi juventud. Para que tu me ayudes a no envejecer en la fe. Te confío mi capacidad y deseos de amar, enséñame y ayúdame a amar como tu has amado y como Jesús quiere que se ame. Te confío mis incertidumbre y angustias para que en tu corazón yo encuentre seguridad, sostén y luz, en cada instante de mi vida. Acepto las renuncias y sacrificios y te prometo , con la gracia de Dios y con tu ayuda, ser fiel al compromiso asumido, ¡ Oh María! soberana de mi vida y de mi conducta, dispón de mi y de todo lo que me pertenece, para que camine siempre junto al Señor, bajo tu mirada de Madre.

Amén.